viernes, 2 de octubre de 2009

Aquel 2 de Octubre y Río de Janeiro

Nos despertamos con la noticia ya esperada. “¡Hace 4 años, un día como hoy, México hizo historia!” El 2 de Octubre del 2005 se ganó un Mundial sub-17 y todos nos entusiasmamos. Como olvidar ese día, sentada en ante la tele viendo con escepticismo que México lograra ganar su primer mundial en cualquier categoría tras vencer a Brasil, eso no podía pasar, ¡pero un segundo lugar no era del todo malo! El partido pasó y ya ni quien se acordara de que México no era favorito, todos estábamos gritando en algún momentos los goles y al final celebrando la hazaña de nuestros chavos. Y es que ganar un Mundial, y golear a Brasil en la final para conseguirlo, no eran cualquier cosa. Todos pensamos que después de tanto sufrimiento, que después de tantos malos manejos que solo lastiman nuestro futbol, la justicia futbolera se empezaba a asomar, porque parecía que esa “generación dorada” le daría por fin lo necesario a México para ser una potencia y competir a nivel mayor por un Mundial…

Después, nos topamos con la noticia de que Rio de Janeiro logró ser sede de las Olimpiadas del 2016, pasando sobre Chicago, Tokio y Madrid. Con esto Brasil contará con la Copa Confederaciones en el 2013, el Mundial en el 2014 y las Olimpiadas en el 2016, además de que podría competir por la Copa América en el 2015. Y vemos esto y a llorar. ¿Cuánto dinero creen que vaya a entrar a Brasil por esos eventos? ¿Cuántos empleos se generarán? ¿Cuánto creen que tenga que mejorar Brasil para poder albergarlos, mejoras que seguirán vigentes después de los eventos, como seguridad? ¿Quién no recuerda a Atenas, una ciudad clásica, con cultura desbordando en cada esquina, mostrando un pasado grandioso, convirtiéndose en una ciudad impresionantemente moderna tras albergar las olimpiadas? ¿A Beijing viendo acelerado su ya existente desarrollo por la organización de los juegos del 2008?...

Aquí, en cambio, seguiremos viendo los eventos por TV, comprando paquetes para verlos en el país donde son. Sé que México tiene muchos problemas en todas las ramas, y que organizar eventos de este tipo suena utópico. Suena utópico porque organizarlos en corto plazo es imposible, y para organizarlos a largo plazo se requiere que gobierno y federaciones se pongan a hacer su trabajo, algo que NO VA A PASAR JAMÁS. Lo vimos hace unos días con la FEMEXFUT. Creo que aquello debió haber sucedido así:

“México no va a competir por ser sede los Mundiales del 2018 y 2022, porque no hay dinero, la situación no lo permite y(…). Lo que si es que hemos creado un plan muy ambicioso para que México pueda albergar el Mundial del 2026. Este plan es resultado de mucho trabajo e investigación. Para que sea llevado a cabo se requiere de apoyo del gobierno y de iniciativa privada nacional y extranjera. Estamos seguros que de llevarse a cabo como se debe, ya que tenemos el tiempo necesario, nos aseguraríamos la sede del Mundial, contribuiríamos a mejoras en el país necesarias para organizarlo y que le servirían al país mismo, además que podríamos promover el deporte en miras de aprovechar sus obvios y numerosos beneficios…”

¿Aunque no pasó así, verdad? Solo se dijo “no se van a hacer” y se acabó. Ninguna propuesta. Nada. Para organizar eventos de este tipo falta que los dueños de los clubes suelten dinero en mejorar o construir estadios, NO VA A PASAR; falta que la federación destine fondos a su organización, NO VA A PASAR; falta que los gobiernos locales y el gobierno federal dejen de agarrarse de las greñas, que controlen el prepuesto como es debido y no que se despilfarren millones y millones como si no costaran, además de que mejoraran cosas elementales como el transporte y la seguridad, que son una vergüenza ¿y adivinen qué? ESO TAMPOCO VA A PASAR.

Brasil con esto amenaza en convertirse en un país de primer mundo, ayudado por las ventajas de organizar eventos como estos. Quién sabe si en el 2017 estemos viendo un país de importancia económica y social en el cono sur, en la llamada de manera burlona “Letrinoamérica”. Rio de Janeiro es una ciudad que nunca he tenido el placer de visitar, aunque ganas no me faltan. En desarrollo está lejos de ser Tokio, Madrid o Chicago, y sin embargo se impuso sobre las 3, demostrando que Brasil es un país que quiere crecer, y si el deporte contribuirá a la causa, no la van a dejar ir.

¿Qué pasó con la generación dorada? Lo mismo que con todo nuestro deporte: se desmorona.

No olviden comentar.

VeRo T

3 comentarios:

  1. Solo un detalle, Brasil no amenaza con ser de primer mundo; Brasil ya es pais de primer mundo

    ResponderEliminar
  2. Vero,
    Tienes toda la razon, me gusta tu critica y propuesta, ese estilo controvertido, te hace diferente.
    ¡ Felicidades!
    gdlmat

    ResponderEliminar
  3. Hola thewizzkidd... bueno, ahi yo aplico mis conocimientos escolares de paises desarrollados, en desarrollo y subdesarrollados y me parece que Brasil no es un pais desarrollado, pero por lo menos tienen el honor de ser pais en desarrollo y no solamente subdesarrollado... pero podrian serlo en un futuro, sin duda...

    Hola Sergio!! Grax, que bueno que te guste el blog, creo que ya eres lectos asiduo, espero sigas pasando!!

    Saludos y gracias por comentar!!!

    ResponderEliminar