sábado, 28 de noviembre de 2009

Yo sí…

Y es que soy una romántica del futbol, una cursi que sueña con los días en los que el futbol era garra, pasión y ganas; todo esto antes de que el futbol se convirtiera en un negocio redondo y antes de que el futbol mexicano se volviera el residuo de los malos tratos de sus dirigentes.

Ver hoy en día un equipo que se mate en la cancha, sin importar contra que tengan que luchar, es algo que no vemos con ningún otro equipo del futbol mexicano. Todos tienen buenos y malos partidos, pero en este futbol comodino y de baja calidad el cuidar un gol es la tendencia de moda, y que lamentablemente parece que llegó para quedarse. Ver a un equipo que puede ir perdiendo por 5 goles y que de todas maneras no tire la toalla, no tiene precio.

No son los más talentosos, el equipo tiene todas las limitantes habidas y por haber. Su directiva no ayuda mucho y es obvio que económicamente es un equipo limitado. Sin embargo, jugadores que parecían haber terminado su carrera se fueron a renacer ahí, por su ultima oportunidad. Jugadores que en cualquier otro equipo parecerían insignificantes, en Puebla son figuras. Partidos que se darían por perdidos por cualquier otro equipo, en Puebla se juegan hasta el ultimo segundo.

Es cierto, alguien lo dijo por ahí, ¿qué le dirá el Chelis a los jugadores en el vestuario, en los entrenamientos? Porque si algo ha caracterizado a Puebla desde hace un torneo son unas ganas infinitas. Chelis, para unos héroe, para otros un ridículo ejemplo del futbol mexicano, se ha ganado su lugar entre la gente. Será lo que será, quizás tácticamente no es el mejor entrenador de todos (yo creo que está lejos de serlo), pero de que sabe FORMAR equipos de futbol, claro que si, es un experto.

Y es que Puebla no depende de figuras. Cosas tan aparentemente insignificantes como el ver a los jugadores con el cabello pintado del mismo color demuestran que son un equipo, en toda la extensión de la palabra.

Es cierto, si 5 equipos más jugaran con las ganas que juega el Puebla, nuestra liga sería un asunto diferente. Como buen equipo del futbol mexicano tiene sus problemas y sus malos manejos, eso es obvio; pero de que dejan el alma en la cancha, lo hacen.

Soy una soñadora cursi, que sueña con ver el día en que los que juegan con el corazón le ganen a las grandes carteras o a los malos manejos, así que yo sí le agradezco a Puebla, ¿y tú?

No olviden comentar.

VeRo T

2 comentarios:

  1. ola que tal primeramente saludos y felicitaciones por tu blog y yo opino que tienes toda la razon en lo que comentas en este articulo, yo le voy a cruz azul y de verdad felicito a los poblanos y por las garras mostradas en todo el torneo con el plantel que cuentan. Bueno eso es todo saludos.

    ResponderEliminar